Un ejercicio para la inspiración

ejercicio para la inspiraciónTodos tenemos días más o menos inspirados. Hay días en que nos levantamos con ganas de hacer mil cosas y días en que no tenemos ganas de hacer nada… Por supuesto, siempre tenemos prioridades, y todas las formas de arte pasan a ser el último ítem de la lista. Pero ¿quién ha dicho que trabajar no necesita inspiración, que cocinar no es un arte, y que todo podemos hacerlo de forma creativa, divirtiéndonos y disfrutando al máximo las tareas cotidianas y mecánicas?

Pero cuando las ideas faltan y la rutina nos aburre, ni el tiempo libre nos ayuda a crear.

Entonces ¿por qué no ayudar a la inspiración?

Hoy hago algo diferente.

Este es un ejercicio para la creatividad, pero sin duda nos va a hacer bien en muchos otros aspectos. Se trata de decir “Hoy hago algo diferente” y escribirlo, como una meta para este día.

1- Hoy hago algo diferente: ¿qué? pienso qué voy a hacer, lo escribo, y lo dejo en un lugar visible.

La segunda parte es, por supuesto, cumplirlo.

2- Lo hago, ¡aunque se me hayan ido las ganas!

Y la tercera es escribir sobre ello, describiendo qué hemos hecho, si lo hemos disfrutado y lo que hemos descubierto al hacerlo.

3- Escribo ¿qué he descubierto?

Sin duda, en las nuevas experiencias siempre descubrimos muchísimas cosas interesantes.

Tod@s concordarán conmigo que es muy fácil decirlo y otra cosa muy diferente hacerlo. Salir de nuestra zona de confort nos es difícil, nos da miedo, pero hoy lo vamos a intentar. Aunque haga frío, vamos a ir a dar un paseo al parque, a la playa. Vamos a ir a visitar a esa amiga que hace meses no vemos, vamos a pintar la cocina que tanta falta le hace, vamos a…

Luego me cuentan qué tal les ha ido con el ejercicio.

Este día de crudo invierno en la playa he descubierto muchas cosas, por ejemplo, que he de llevar más abrigo (y quizás una carpa) ^‿^

“En el momento que hacemos algo que nunca hemos hecho antes, ya estamos en el camino de la sanación. Vivimos con círculos viciosos de hábitos. Tenemos hábitos mentales, hábitos emocionales, hábitos sexuales y hábitos corporales. Cuando rompemos los hábitos, aparece una nueva dimensión de nosotros mismos, porque en el fondo, somos tan infinitos como el universo. Pero la familia, la sociedad, la cultura, nos ponen en un molde. Cuando nos salimos del molde, empieza la curación. Para sanar, hay que hacer algo que no hayamos hecho antes y mientras más difícil mejor”

Alejandro Jodorowsky

Gracias por darse una vueltita por mi diario artesanal♥ ஐ

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Me gusta tu idea. Magnífico post!!! Un besín

Deja un comentario