Sustentabilidad en la creación artesanal

Sustentabilidad-en-la-creación-artesanal¿Son mis artesanías sustentables? ¿Estoy contribuyendo con mi trabajo al modelo de consumo de nulo valor?

Según J. Dryzek, sólo el 1% de los productos que se fabrican duran más de 6 meses, por lo tanto el crecimiento del consumo es insostenible. Nuestro planeta ya no puede suministrar lo que el hombre pretende consumir, y las relaciones socio-culturales, así como la autoestima se definen por los bienes y el valor simbólico de lo que compramos.

Ante estas nefastas perspectivas, la creación artesanal juega un papel fundamental: si elegimos los materiales y procesos para trabajar aportaremos nuestro granito de arena en el cuidado ambiental. Además, no sólo se trata de la preocupación física de los procesos y calidad en los productos, sino de la cultura que implica encontrar soluciones sustentables para la resolución real de los problemas humanos en nuestra era de hiperconsumo.

 Materiales y procesos sustentables

En las artes aplicadas y en la producción artesanal, el uso de materiales y procesos sustentables es más importante que lo que podría suponerse, pues no sólo es una contribución al cuidado ambiental sino una práctica cultural contra el modelo de objetos de nulo valor, estandarizados, consumo de “comprar y desechar” y la masificación de objetos de nulo valor que se perciben como necesarios.

Los materiales para la creación de objetos no son sólo los visibles: telas, pinturas, herramientas, hornos, sino que se debe ver también el origen de esas materias primas, las consecuencias ambientales y sociales de su extracción, la energía, la posibilidad del posterior reciclaje y otros aspectos, como el aspecto socio-cultural de los objetos.

Materiales arte

Hay que tener en cuenta que son los artesanos con sus sistemas de producción sustentable quienes tenemos que revertir este modelo, en la práctica (en nuestros talleres) y en la teoría (por medio de la re valoración de los objetos). Además, tenemos la inmensa responsabilidad de redefinir el uso de materiales de manera eficiente, cambiando el concepto de la industria y su discurso prosaico reformista que, además de no aplicarse, tampoco es una solución a largo plazo.

Según Dryzek, las respuestas a los problemas ambientales pueden ser categorizadas como:

Prosaicas: Implican acción, pero no cambios sociales (uso de materiales sustentables).

Imaginativas: Intentan encontrar un camino nuevo que cambie las relaciones entre los seres humanos y el medio ambiente.

Reformistas: Implican un ligero ajuste al sistema actual.

Radicales: Consideran un cambio amplio y relevante.

Bien, en este caso el planteo es un cambio radical: rever los materiales que usamos en la creación de objetos, las materias primas, sus procesos y sus implicancias sociales, además de uno de los aspectos más relevantes en la sostenibilidad de los objetos producidos, su aspecto socio cultural, es decir, lo que significa el objeto en sí, cómo va a ser usado, con qué fines, en qué ámbitos, etc.

¿Cómo afecta y este objeto que estoy creando al bienestar humano y en el de la comunidad?

¿Cómo interactuará la persona con éste y el entorno?

¿Es bueno/positivo para las personas y el planeta?

¿Mis creaciones artesanales tienen valor real/son de calidad, o son productos de consumo vacío?

Mucho tenemos para reflexionar sobre cómo trabajamos, lo que producimos y el impacto que tienen los productos que creamos. Sin duda, es una enorme responsabilidad.

Gracias por darse una vueltita por mi diario artesanal♥ ஐ

 Imagen de portada cortesía de redbubble

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *