Los mejores consejos para hacer tu propio scrapbook

¿Qué es un  scrapbook?

De manera literal el scrapbook es un libro de recortes. Esta actividad se ha vuelto toda una tendencia ya que miles de personas han optado por personalizar al 100% sus álbumes, fotos, cartas, poemas etc.

Estilos perfectos para hacer un scrapbook

La caligrafía estilo usual en el scrapbook

Actualmente una de las tendencias más comunes de ver en las obras de scrapbook es el uso de la caligrafía como parte de las obras. Quizás porque siendo un arte por el cuál se escribe a mano alzada de forma estilizada y bonita, resulta un elemento muy vistoso para darle vida a cualquier obra.

La caligrafía es muy versátil, y es que nos permite aplicar estilos muy diversos, además de poder aplicar distintos colores y utilizar distintos elementos como plumas, marcadores, pinceles, y mucho más. Por lo que si añadimos elementos decorativos de este estilo a una obra scrapbook, podemos obtener un resultado en el que la fotografía y la decoración formen un acabado uniforme y agradable de observar.

La fotografía

En este estilo, donde predomina el uso de la caligrafía, nuestro protagonista no será la fotografía, sino el mensaje y la forma de expresarlo a través de la fuente y la letra de nuestra caligrafía. Por eso, una sugerencia siempre recomendada para realizar obras de este estilo es mantener concordancia entre el contexto de la fotografía y el mensaje o sentimiento que queremos reflejar. En cuanto a la fotografía, no tenemos limitaciones de estilo, ya que podemos utilizar desde el blanco y negro, hasta el matiz añejado del sepia, o las fotografías a todo color, acá no importa la época ni la longevidad, sino el implemento de la caligrafía como elemento visual.

Uso de elementos decorativos

Como seguramente habrás intuido, nuestro principal protagonista es el uso de la caligrafía, por lo que un recurso vital a la hora de añadir elementos decorativos será el papel: cartulinas, papeles de colores y texturas diversas, etc. La cuestión está en darle vida a la obra a través de plumas, bolígrafos, rotuladores, acuarelas, pinceles o cualquier cosa que te permita escribir. Es importante en cualquier caso buscar obtener un acabado limpio y agradable, de fácil lectura y de bordes suaves, ya que esto es lo que distingue una buena caligrafía, y es precisamente lo que queremos lograr al decorar nuestra obra. En esencia, en esto se basa la caligrafía en el scrapbook.

A qué se aplica el estilo

Cuando hablamos del estilo de caligrafía aplicado al scrapbook, nos referimos más bien a un recurso decorativo, por lo que no es necesario marcar límites en cuanto al uso del mismo con respecto a algún estilo en particular. De esta manera, estamos diciendo que no necesitamos limitarnos en cuanto al uso de la caligrafía.

Lo que sí queremos recomendar, es que practiques lo suficiente en un espacio seguro el uso de tu caligrafía, ya que para obtener un buen resultado es casi indispensable manejar con soltura y habilidad el uso de la caligrafía, ya que si no se nos da bien, no lograremos los resultados que deseamos, y podemos incluso poner en riesgo el acabado final de nuestra preciada obra. Ya una vez que domines la fuente que quieres utilizar, así como el recurso (bolígrafo, marcador, y otro) que vas a utilizar, puedes empezar a practicar la caligrafía dentro de tu obra.

La técnica del Vintage usada en el scrapbook

El estilo Vintage es quizás uno de los más famosos en la actualidad, es tendencia en casi todo: el estilo de vestir, los muebles y accesorios de una vivienda, la tecnología, el arte y la fotografía, e incluso en el scrapbook. Por lo que es casi imposible hablar de estilos de scrapbook sin dar un vistazo al estilo vintage.

Ahora, si deseamos saber qué es el vintage, basta con decir de él que es un estilo que evoca épocas pasada utilizando elementos originales de aquellos años, cosa que hace que se diferencie del estilo retro, por ejemplo, en el que existen elementos fabricados hoy en día que vienen con una estética retro, pero tal no es el caso del vintage, donde los elementos que se utilizan, visten o restauran, son fieles y creados en la época que desean reflejar.

El vintage sin duda es maravilloso porque nos permite, además de reciclar, darle una nueva vida y valor a accesorios y objetos que habían quedado en el olvido, pero que en su época fueron sumamente útiles y reconocidos por todo el mundo, por lo que en el scrapbook, aplicar técnicas que nos acerquen a un estilo Vintage genera un efecto genial que a casi todo el mundo le encanta.

La fotografía

El estilo Vintage desea evocar épocas pasadas como acabamos de mencionar previamente, por eso, es usual que la fotografía a utilizar en estas obras sean a blanco y negro, colores sepias y marrones y que el contexto de las mismas nos recuerde a épocas antiguas. Debido a esto, es usual que se creen obras de scrapbook en estilo Vintage para conmemorar festividades tradicionales, fechas históricas, recuerdos de casamientos o cumpleaños de familiares, o fotos de la infancia.

Uso de elementos decorativos

En la decoración del vintage, como hemos mencionado, es común utilizar accesorios y elementos fieles a la época que están representando, por lo que el uso de telas antiguas y desgastadas, papeles amarillos, marrones o naranja con textura son bastante útiles. De la misma forma, incorporar elementos metálicos como llaves, engranajes y similares suelen causar un efecto bastante genial en el vintage. Añadir broches, puntillas o flores de costura también son muy usadas en obras de estilo Vintage. Usa tu creatividad.

A qué se aplica el estilo

El vintage tiene la premisa de hacernos recordar el pasado, teletransportarnos a otra época, demostrar en una obra, el paso del tiempo y cuanto ha cambiado todo desde entonces. Basados en esto, podemos aclarar que sería muy oportuno usar esta técnica en el scrapbook para hacer obras en las que algún elemento de nuestra infancia tenga un papel fundamental. De igual forma, para fotografías u otros recuerdos de épocas anteriores a los noventa pueden causar un efecto muy oportuno.

Recuerda que el scrapbook es un arte, así que aplicar este estilo también tiene mucho que ver con tu creatividad y libertad imaginativa, por lo que haz una obra personalizada añadiendo aquellos elementos que consideres que pueden ayudar a lograr un mejor acabado a la obra.

El Free Style, sus características y uso habitual en el scrapbook

Conocido como Free Style (estilo libre), es por excelencia la expresión máxima de creatividad e imaginación aplicada una obra de scrapbook, y es que como indica su nombre, se basa simplemente en poner en marcha la imaginación y crear sin seguir un canon marcado, un estilo en particular o una serie de normas.

El Free Style funciona y luce genial con casi cualquier tipo de obras, y es que al no tener una limitante, cualquier artista puede sentirse más cómodo al realizar trabajos de este tipo, es por ello que este estilo libre es uno de los más frecuentes y vistos en el scrapbook. Si te interesa saber algunas características acerca del Free Style, así como algunos consejos para mejorar o crear tus obras bajo este estilo, puedes seguir leyendo este artículo.

La fotografía

Qué podemos decir de la fotografía en el Free Style? Esto se trata de libertad. Desde fotografías de un viaje, paseo, o vacaciones, hasta fotos estilo retro o vintage, todo luce bien cuando se expone la creatividad en la obra. Es bastante común ver en estas obras la combinación de fotografías de distintos colores y épocas, donde la idea no es reflejar coherencia con el estilo de las fotos, sino con el contexto de las mismas, es decir, lo que se quiere decir con las fotos.

Uso de elementos decorativos

En el Free Style es bastante común observar manchas de pinturas de colores diversos, lo que refleja el significado de libertad creativa, de la misma forma, se pueden utilizar todo tipo de recortes con contenido de cualquier tipo, incluso agregar notas escritas a manos, garabatos, rayones intencionales. De igual forma, es usual observar papeles, cartulinas, telas y texturas de todo tipo, incluso cuando no existe un patrón de cohesión entre las mismas. Todo esto se hace de forma intencional, y como hemos dicho, el truco está en manifestar libertad creativa.

A qué se aplica el estilo

Creemos que si eres nuevo en el mundo del Scrapbook, no hay mejor forma de empezar tus obras que con el Free Style, y es que esta es la oportunidad de poner en práctica la libertad creativa sin tantas limitaciones ni la implementación de técnicas complicadas o rigurosas. Al mismo tiempo, el Free Style permite combinar estilos distintos, desde el Modern Vintage, hasta el Ephemera. La cuestión está en saber aprovechar los recursos que se tienen, saber elegir los adornos decorativos más oportunos, y conseguir un acabado limpio y prolijo en la obra, tratando de reflejar mediante la incorporación de cada uno de los elementos que deseemos añadir al proyecto, ese aire de libertad y soltura que caracteriza las obras.

El Free Style, es por excelencia la manifestación artística, ya que permite explotar la creatividad en todos sus sentidos, por lo que no tengas miedo de poner en práctica todo lo que sabes y reflejar tus ideas en una obra, siempre y cuando a ti te guste.

El estilo Ephemera, sus características y uso habitual en el scrapbook

El estilo Ephemera (efímero), se caracteriza por mostrar una obra saturada de tipo collage con contrastes marcados, colores suaves, diversidad de texturas, relieves, muchas fotografías y adornos variados. Este estilo es muy famoso desde inicios de este siglo, y ha explotado por completo gracias a la cultura hipster modernista. Si quieres saber más acerca del estilo Ephemera en el scrapbook, continúa leyendo este artículo y ya aplícalo a tu próximo proyecto, ya que seguro obtendrás unos resultados increíbles.

La fotografía

Este estilo de scrapbook es ideal para cualquier tipo de fotografías, por lo que esto no nos traerá muchas limitaciones. Tanto fotografías antiguas, como recuerdos de tu viaje favorito lucen genial en este estilo. La clave está en realizar un contraste de colores agradable a la vista entre las fotografías, y los colores predominantes de las telas y papeles que utilicemos en la decoración de la obra.

Sin embargo, si queremos ser totalmente fieles a este estilo, debemos recordar que las fotografías usadas en estas obras, son por excelencia a blanco y negro.

Uso de elementos decorativos

La principal característica del estilo Ephemera es el hecho de que podemos utilizar una combinación casi infinita de papeles de distintas texturas y colores, de igual forma, los elementos decorativos de accesorio también son muy variados, pudiendo usar desde madera, hasta lentejuelas y recortes. La clave está en lograr el efecto saturado que luce tan genial en el Ephemera, el cual si bien tiende al desorden, al hacer combinaciones de capas y superposiciones ingeniosas, nos ofrece un espectacular resultado.

El uso del papel periódico en este estilo de scrapbook es bastante común. Cartones de distintas texturas y relieves también aportan profundidad y distintos relieves a las obras de este estilo.

Asimismo, los matices que predominan en los elementos decorativos para el scrapbook de este tipo tienden a ser el negro, el gris y el marrón.

A qué se aplica el estilo

Dado que como hemos visto, el estilo Ephemera tiende al “desorden”, a la combinación explosiva de colores, fuentes (tipos de letra recortadas para acompañar la obra) y estampados diversos, pensamos que este estilo luce genial para realizar “collage” de fotos de viajes, fotografías antiguas y estilos masculinos. De igual forma, resulta genial cuando contamos con un gran volumen de fotografías o contenido y queremos utilizarlo todo en una sola obra, ya que el estilo Ephemera precisamente se caracteriza por la sobrecarga de contenido, lo cual no lo hace ver para nada mal, siempre que tengamos la sutileza suficiente para aprovegchar los matices que nos ofrecen las texturas y colores que utilicemos de fondo.

Como siempre decimos, más allá de un estilo, toma en cuenta que el scrapbook, además de ser un pasatiempo, es un arte, por lo que explorar tu libertad creativa es lo más importante en todos los casos, así que si quieres poner en práctica una obra de este estilo, no tengas miedo y hazlo, seguro que el resultado es fantástico.

El Estilo Heritage es una tendencia en el arte del scrapbook

Para los amantes del Scrapbooking, es usual querer innovar constantemente, aclarar ideas y explotar la imaginación con elementos que a priori, quizás nadie imaginaría en una obra de Scrapbook. Es precisamente lo que sucede cuando observamos el nuevo estilo Heritage, el cual en lugar de buscar un acabado moderno y distinto, opta por marcar una estética retro muy fiel a la época del siglo pasado que a muchos nos encanta.

Actualmente en la web podemos observar miles de ejemplares hermosos logrados al estilo Heritage, y es que este término no solo se limita al scrapbook, sino que es toda una moda que se refiere a lo antes mencionado: un estilo retro inspirado en los años treinta que vuelve a marcar tendencia en la actualidad, ya que podemos ver modelos, personas y estrellas saliendo a la calle con vestimenta de este estilo.

Ya que sabemos que el Heritage es una moda muy completa de estilo retro, es posible imaginarse lo genial que puede ser aplicarla como una fuente de ideas a las obras de scrapbook. Por lo que vamos a ver de qué se trata.

La fotografía

Uno de los principales elementos que caracterizan en el Scrapbook al estilo Heritage es la fotografía, y es que para las obras Heritage las fotos son en blanco y negro o color sepia para lograr el efecto retro. Lo más adecuado es no colocar las fotografías originales para no dañarlas al utilizar el pegamento, o en caso de querer adosarlas al proyecto y utilizar el estilo Heritage para formar un marco alrededor de la foto, se crea una base donde colocar la fotografía sin necesidad de cinta adhesiva ni cualquier tipo de pegamento.

Uso de elementos antiguos

Otro factor que caracteriza el estilo Heritage es la adición de elementos antiguos a la obra, es usual ver bordados de tela, flores artificiales, recortes de relojes de la época, lámparas.

La idea de utilizar cualquier tipo de adornos que transporten a quien observe la obra unos ochenta años atrás. Y para lograrlo, no solo se pueden utilizar fotografías y recortes, sino también elementos reales que podamos añadir al proyecto sin inconvenientes, como sobres de papel añejados por el tiempo, marca libros antiguos, servilletas de tela, bordados, y cualquier otro elemento del mismo estilo.

A qué se aplica el estilo

Basta con observar un par de obras de scrapbook al estilo Heritage para darnos cuenta de que estos proyectos quedan muy bien cuando queremos guardar recuerdos de fotografías antiguas sacadas de algún baúl o cualquier retrato atesorado de la infancia. Dado que las fotografías antiguas suelen venir en colores sepia, beige o blanco y negro, conforman al aplicarse decoraciones de elementos antiguos el resultado final es fantástico y bien logrado.

Otra idea para utilizar el estilo que resulta muy genial, es aplicar filtros retro a fotografías modernas nuestras, imprimirlas e incorporarlas a una obra de scrapbook de tipo Heritage. Recuerda que esto es arte, y la idea es explotar la creatividad.

 

 

 

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *