Cocina con flores: Elección y limpieza de las flores

Cocina con flores

Hoy es un buen día para descubrir la cocina con flores. Además de ser hermosas para decorar los platos, las flores agregan sabores y texturas a los alimentos, y son un ingrediente de cocina poco utilizado, que tiene un gran potencial.

La cocina con flores puede ser peligrosa, pues algunas pueden ser tóxicas, por lo cual las flores de la huerta son una alternativa segura y saludable para probar esta variedad gastronómica, y descubrir una forma muy interesante de aderezar las comidas, mejorar la textura de los alimentos y agregar color y encanto a las recetas de todos los días.

Es probable que a los que interese la información tengan su propia huerta, pero es posible también encontrar flores comestibles silvestres, por ejemplo, la flor del diente de león, los macachines de los jardines, las flores de nuestra albahaca en maceta o del romero silvestre.

Existen más de 200 especies de flores comestibles, y muchas de ellas son muy sabrosas, además de ser una gran fuente de antioxidantes y proveer a nuestro organismo de minerales, oligoelementos y las vitaminas de cada planta en particular. 

Cocina con flores: Elección y limpieza

¿Qué flores se pueden consumir sin riesgos?

Las flores comestibles se pueden consumir sin riesgos pero, por supuesto, no todas las flores son comestibles, y tampoco pueden consumirse de cualquier forma. Una flor comestible se debe consumir siempre fresca y bien lavada, y siempre y cuando no haya estado en contacto con pesticidas.

Buscamos y recolectamos las flores tarde a la mañana, cuando aún tengan algo de rocío, aunque hay algunas variedades que es mejor recogerlas al alba. Pero debemos tener en cuenta que debemos consumirlas pronto. Nunca debemos usar en la cocina una flor no fresca, que esté marchita, ajada o que presente características anormales.

Una vez cortada, podemos mantener la flor en el refrigerador, con un poco de humedad en un recipiente cerrado, durante algunas horas, dependiendo de la flor.

Entonces si vamos a consumir flores elijamos las mejores y cuidemos de su correcta limpieza y lavado. Siempre debemos tener especial cuidado en quitar los pistilos y el polen, el cual puede tener efectos negativos en una persona alérgica.

Es aconsejable lavar la flor justo antes de usarla para preparar recetas de cocina o medicinales, y colocarlas sobre un papel de cocina, para que desprendan el exceso de humedad mientras elaboramos la receta.

Cocina con flores de la huerta

Elegir la flor y conservarla

La recomendación principal al comenzar en la cocina con flores es tener la certeza de que se ha recolectado la flor correcta. Debemos conocer sus características, y reconocerlas al instante. No debemos equivocarnos, pues algunas flores son tóxicas y suponen un grave riesgo para nuestra salud.

Es por ello que en esta guía incluimos Flores de la huerta, las que son más sencillas de identificar, y las que son en su mayoría comestibles.

Cocina con flores de albahaca

Cocina con flores de albahaca

Usos de las flores comestibles

Las flores comestibles son las que se pueden consumir de forma segura. Se pueden comer frescas, cocidas o almacenarlas mediante técnicas especiales como son el congelado, el secado o la conserva en aceite.

Con las recetas de cocina con flores se pueden preparar bebidas y comidas teniendo la seguridad de saber qué flores se pueden consumir sin riesgos, cómo combinarlas para elaborar platos y bebidas deliciosas y originales, así como tener ideas para decorar platos tradicionales y sazonar las comidas de todos los días, con las flores de la huerta.

Flores de romero recetas

Recetas con flores de romero

¿Te ha gustado la idea? ¡Comparte! ♥

Gracias por darte una vueltita por mi diario artesanal♥ ஐ

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario